La afectación de la temperatura en la medición del combustible ocurre por un fenómeno químico; se da gracias a la capacidad de dilatación o contracción de acuerdo a la temperatura ambiente que tienen los líquidos como el etanol y la gasolina. Este fenómeno es evidente cuando la distribuidora de combustible pone el producto en el camión cisterna a una temperatura y lo entrega en la estación a una temperatura diferente.

A la hora de reponer los combustibles en la estación, el combustible almacenado en el camión cisterna puede calentarse o enfriarse de acuerdo con la temperatura ambiente, lo que tendrá como resultado un volumen bruto diferente al volumen que había en el momento de rellenar el compartimento del camión.

El proceso más común para analizar la variación de volumen es el siguiente: 

La estación revisa el volumen que se tiene en tanques antes de la descarga de la unidad. También se asegura de que la unidad traiga los sellos originales de su proveedor y que la documentación incluya el volumen ajustado a temperatura estándar. Una vez confirmado lo anterior, inicia la descarga y al terminar, espera que se estabilice el tanque y se revisa el volumen que queda. 

A través de las tablas certificadas hace el ajuste de temperatura y el volumen resultante debería de coincidir con el de la documentación. 

Las estaciones que continúan empleando reglas de medición manual nunca lograrán comprobar con precisión los números necesarios para realizar el procedimiento, sin embargo en la mayoría de los casos estas no están calibradas ni consideran ajustes a temperatura estándar. 

Además de tratarse de un proceso arcaico que representa riesgos para la salud y la seguridad de los empleados, la regla no es tan eficiente como los sistemas de medición y monitoreo electrónicos.

El sistema automático de medición de tanques se creó con el fin de reducir el desperdicio de tiempo de la medición manual y optimizar la gestión de las existencias de una estación. Su uso es fundamental para calcular correctamente el impacto de la variación de temperatura sobre las existencias.

Al utilizar el sistema de medición, la estación logra determinar si existen o no fraudes o desvíos de mercadería, además de obtener informes automáticos de entrega de combustible en los tanques, los cuales son fundamentales para supervisar el proceso de reposición de existencias de la estación.

El sistema es capaz de proveer todos los datos necesarios para un correcto control del proceso de entrega de combustible, tales como el volumen antes de la entrega, el volumen tras la entrega, el volumen compensado a 20 °C, la temperatura, etc.

A partir de allí, la toma de decisiones y el análisis pueden realizarse con mucho más asertividad y de forma automatizada.

En Exxia, utilizamos medidores de flujo másico de última generación para la carga de nuestras unidades. Toda la documentación se emite con volumen estandarizado a 20 grados centígrados; así te aseguramos que no tendrás pérdidas por la temperatura.